Cubo de rubik

Cubo de rubik

Jerónimo Tormo,

“Errare humanun est”, errar es de humanos. A veces se acierta, a veces se falla. El problema no es el error, el problema es no convivir igual con él en la victoria y en la derrota. Es en los momentos de debilidad cuando se aprecia la valentía y el atrevimiento a reconocer el fallo. A entender que nadie es infalible y que hasta el mejor escriba hace un borrón. ‘Pacheta’ se equivocó el sábado en La Romareda porque, como entrenador del Elche CF, tiene que tomar decisiones y sólo falla quien asume la responsabilidad. Podrán ser mejores o peores, pero debe tomarlas. El problema no es el fallo en la elección, el problema es el porqué de la decisión.

‘Pacheta’ tiene un complicado cubo de rubik que ordenar durante cada partido y en el que, cada decisión previa condiciona la siguiente. Blanco, naranja, amarillo, verde, rojo y azul. Tantos colores, como posiciones y jugadores sobre el terreno de juego, a organizar para dar con la tecla mágica que acerque al equipo a la victoria. De la pericia del movimiento y la agilidad mental para adelantarse al siguiente paso obtendrás el éxito o el tener que volver a empezar. La diferencia entre el curioso juego y el fútbol es que, mientras uno falla en la soledad de su aburrimiento en el primero, en el segundo el error señala ante el entorno.

El Elche CF se quedó a medias en La Romareda como quien, aburrido de no dar con la combinación de colores, deja el cubo en un rincón hasta el próximo intento. Lejos de maximizar los puntos fuertes que llevaron al equipo a reconducir la entendible situación del 1-0, por empuje y necesidad del rival, con posesión y manejo de juego; los franjiverde se diluyeron en una reanudación en la que se pedía dar un paso al frente. El equipo se quedó anclado sin opciones de poder dar continuidad a su lección de superación de los primeros cuarenta y cinco minutos, sólo ‘Pacheta’ sabe por qué.

No me vale la decisión pensando en el próximo partido. Menos aún cuando el entrenador siempre hace hincapié en martillear ante el presente, olvidando el pasado y el futuro. Los puntos que se necesitan son los que están en juego, pensar en los que llegarán dentro de siete días nubla la vista. El Elche CF sigue jugándose la permanencia en Segunda División, “No hay nada hecho y quien lo crea se equivoca”. Mensaje de vestuario que cierra filas en torno a la permanencia. Queda mucha temporada, más para un equipo acostumbrado a rizar el rizo cuando se trata de aplicar la Ley de Murphy a su día a día.

Permitirte el lujo de prescindir de tu mejor jugador, Iván Sánchez, por acumular cuatro tarjetas amarillas (el jugador no tenía molestia física alguna), es renunciar a sumar la victoria ante un rival directo en la lucha por la permanencia. Ni sé, ni entro a valorar, qué puntos son más importantes, partiendo de la base de que el equipo debe ir a por los seis ante Real Zaragoza y AD Alcorcón, pero si tengo que apostar por sumar ante un rival, ese es el directo porque hay victorias que valen más que tres puntos. El mensaje de gestión de esfuerzos y conceptos extra futbolísticos, de ‘Pacheta’ en sala de prensa, equivale a empezar a jugar un partido futuro cuando todavía no ha terminado el presente.

Puede que todos los que formamos parta de esta gran mayoría que señala los cambios del partido ante el Real Zaragoza como uno de los motivos por los que el equipo perdió el control del juego, estemos equivocados y sólo la información que maneja ‘Pacheta’ permita entender decisiones y conceptos que al entornos e le escapa. El burgalés es el que ordena las seis caras del cubo de rubik que tiene entre manos pero con decisiones como las del pasado fin de semana no da la sensación de que, en La Romareda, los colores le fuerana  quedar muy parejos…

Te puede interesar

0 comentarios

No hay comentarios en estos momentos